El Pecado De No Hacer El Bien

March 2, 2018

Recuerdo que hace unos años cuando estaba dando mis primeros pasos de fe como cristiano, mi madre me envió a hacer unas compras cerca de mi hogar. Fui y compre los mandados y camino de regreso me encontré a una mujer ya algo mayor y sentada sobre sus piernas estaba una niña que quizá era su nieta, su aspecto mostraba que eran personas necesitadas y de una humilde condición económica. Yo pasé a un costado de donde estaban y recuerdo haberlas saludado con un “buenos días” a lo que de manera alegre me correspondieron saludándome también. Fue tan extraño lo que experimente en ese momento, mientras caminaba y me alejaba en mi interior sentía una voz que me decía “anda, ve a tu casa a traer algo de comer y dáselo a ellas” y bueno, fue eso lo que hice o más bien lo que intente hacer. Llegué a mi casa, saqué comida de la cocina y la prepare en bolsas para ir y regalárselas, esa era mi buena intención mas no sabía lo que iba a pasar. Cuando estaba en la puerta de mi casa listo para salir e ir donde las había visto, volví a escuchar una voz en mi interior pero esta vez me hacía preguntas: ¿Estás seguro que quieres ir? acabas de regresar y estás cansado, además seguramente otra persona les ayudará, quédate tranquilo, o imagínate si no tienen necesidad y pasas una vergüenza al regalarles comida. Yo estuve todo ese tiempo parado en la puerta de mi casa pensando si valía la pena o no ir y darles esa comida. Al final de todo me decidí por ir, para ese momento ya había pasado una media hora (ese fue el tiempo que me tarde en decidirme en ir). Cuando llegué a la calle donde había visto a esas personas me di cuenta que ya era demasiado tarde, ya no estaban ahí, bueno yo regrese a mi casa y me dije a mi mismo “tranquilo, la intención es lo que cuenta”, cosa que un tiempo después me daría cuenta que no es válida para un cristiano.  Santiago 4:17 dice: “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. Ese pasaje me hizo pensar mucho, solemos pensar que el pecado consiste únicamente en hacer aquello que no le agrada a Dios pero la verdad es que cuando está en nuestras manos el poder hacer el bien y no lo hacemos automáticamente estamos pecando. Mi pecado fue cuestionar mucho el pedido que Dios me había hecho cuando vi a la señora y a la niña. El error que cometemos muchos es esperar salir beneficiados de alguna forma al hacer el bien a algún necesitado, esto nos limita a ayudar solo a aquellos que nos pueden devolver el favor o recompensarnos, cuando el pasaje es claro al decir que cuando está en nuestro alcance hacer el bien y no lo hacemos el bien estamos pecando. ¿Tienes un dólar extra en tu bolsillo? Seguramente podrías ayudar a alguien con él. ¿Tienes en tu casa ropa que ya no usas? Seguramente cerca de ti viven personas que estarían muy agradecidas de tenerla. ¿Algún amigo tuyo está pasando por problemas? Seguramente una visita inesperada y palabras de consuelo ayudarían muchísimo a esa persona. Tenemos tanas formas de ayudar que lo único que tenemos que hacer es abrir los ojos y ver la necesidad, seguramente unas personas no te dirán ni un “gracias”, pero Dios si, y él sabe cómo recompensar la obediencia de sus hijos.

El sacrificio de Jesús en la cruz fue una muestra de amor desinteresado ya que él sabe que no hay forma de que podamos pagarle o devolverle el favor, de igual forma debemos aprender nosotros  a hacer el bien a las personas sin esperar nada a cambio, no sea que continuemos pecando al resistirnos a hacer el bien cuando ya hemos aprendido a cómo hacerlo y practicarlo. 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Recent Posts

August 28, 2018

April 8, 2018

March 19, 2018

March 16, 2018

Please reload

Archive
Please reload

Sígueme En Mis Redes!
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

© 2019 Edyah Barragan

Todos los derechos reservados