Transformando Nuestras Vidas

December 30, 2017

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Romanos 12:2

 

Cuando le entregue mi vida a Dios, me di cuenta de cosas que tenía que cambiar, y las quería cambiar para sentirme mejor, y porque me importaba la opinión de los demás. Por más que intentaba, parecía como si no pudiera avanzar y me di cuenta que no podía cambiar mis actitudes y emociones porque lo estaba haciendo desde un punto de vista egoísta. Todo  era para mí conveniencia, en lo que a mí me beneficiaba, lo que yo quería, y no en agradar a Dios. Después de un tiempo me puse a leer la biblia y llegue a la historia de David y como su corazón era conforme al corazón de Dios. Aunque ya había escuchado eso, por primera vez entendí lo que eso significaba. Yo también quería tener un corazón conforme al corazón de Dios, entonces me puse a buscar más y más en las escrituras y aprendí que David meditaba en la palabra de Dios todos los días. A partir de ese momento comencé a estudiar la palabra diario y a memorizar y meditar en ciertos versículos. En ese tiempo fue cuando logre cambiar mi perspectiva de “todo se trata de mi” a “todo se trata de Dios”. A veces nos acercamos a Dios solo queriendo hablar de nosotros, para que nuestra situación se resuelva, para que nos den lo que pedimos y solo hablamos de nosotros. Eso es una relación convenenciera y egoísta. Para tener una verdadera relación con Dios y una vida distinta, es necesario buscarlo por quién es Él y tener ese corazón de querer conocerlo más. Todos pasamos por dudas, situaciones, problemas, entre otras cosas, pero como dice Mateo 6:33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” Cuando empezamos a pasar más tiempo con Dios con la intención de conocerlo, servirlo y obedecerlo, todas las cosas comienzan a caer en su lugar. Entre más nos enamoramos de Dios, mas somos fortalecidos. Para transformar nuestras vidas, Dios tiene que ser nuestro primer y último pensamiento.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Recent Posts

August 28, 2018

April 8, 2018

March 19, 2018

March 16, 2018

Please reload

Archive
Please reload

Sígueme En Mis Redes!
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

© 2019 Edyah Barragan

Todos los derechos reservados